El humor en la antigua Roma

Los ingleses presumen de haber acuñado la significación de “humor” en el actual sentido de buena disposición, complacencia, aptitud para mostrar o descubrir el aspecto ridículo de cosas o personas; y habría sido Sir William Tempel, Conde de la familia Grenville, quien por vez primera a finales del siglo XVIII usó la palabra “humour” para describir el ánimo alegre.

Máscaras de teatro greco-latinas

Pero son  los griegos quienes inventaron para Europa la Comedia como jocosa y humorística compañera de la severa Tragedia; aunque no fueron los primeros en reir, esa facultad apareció con los primeros hombres y en ello nos distinguimos de los animales (incluida la hiena!)

Ya Sócrates, con su típica ironía, describía de esta manera a nuestro Mediterráneo y por lo tanto a sus habitantes: “Son como hormigas o ranas en torno a una charca” luego, pronto se empezó a utilizar el humor como una buena medida para ser mas felices

Malcolm McDowell en “Calígula” de Tinto Brass 1979

Aunque Sócrates, era enemigo de la carcajada desmesurada  el “cachinnus latino”, con que se tronchaba Calígula, tan inclinado al sarcasmo y a la mofa cuel, como nos refiere Suetonio en la “Vida de los Césares

Era muy frecuente escuchar risas entre el Sócrates platónico y sus contertulios, y  Platón, claramente traza la fraternidad entre la seriedad y el humor, hermano de la sabiduría, hasta el punto de que ambas características del ser humano son, a su parecer, el fundamento de toda educación, ya que el hombre es entendido como proporcionada armonía entre el llanto y la risa,  entre la alegría y la broma…

Definimos pues el humor, como la capacidad de superar, al menos, aquellas situaciones en que muchos hombres no hacen otra cosa que maldecir o llorar

Y el pueblo romano  tuvo tiempo para sacar de pila un género literario y alzarlo con perfección, que vale desde entonces como suma y esencia de lo humorístico: la Sátira.
También el “epigrama” burlesco, gracias al socarrón latino-aragonés Marcial de Bílbilis-(Calatayud) (38 al 100 d.C.), es una creación romana.

 “La bacanal de los Andrios” Tiziano

En cuanto a la Comedia, tuvo su origen en los primitivos cultos de la fertilidad en honor del dios Dionisos o Baco (Bacanales)  y se desarrolló como género derivado del griego “ditirambo”, asociado a los dramas satíricos y al mimo

 Se considera al autor griego Aristófanes (444-385  a. C.) como uno de los primeros comediógrafos y siglos después, en el teatro romano,  los grandes herederos de la comedia griega, fueron Terencio y sobre todo Plauto




PLAUTO

Sólo se conoce con cierta seguridad su lugar de origen, la ciudad umbra de Sársina, donde hubo de nacer en torno al año 250 a. C. Ante la escasez de datos fiables acerca de su vida, desde muy pronto se creó toda una leyenda sobre su persona, adornada con elementos extraídos de sus propias obras teatrales.


Plauto lee una de sus obras ante un limitado público. Óleo por Camillo Miola. 1864.

Así, la tradición cuenta que Plauto, a su llegada a Roma, se dedicó al mundo del teatro como actor, donde obtuvo un éxito inmediato y una considerable fortuna.

Mosaico con esclavos

Sin embargo, pronto se vio reducido a la pobreza por su mala suerte en los negocios, por deudas, en manos de un acreedor; de aquí parece haber derivado una comedia hoy perdida, el “Addictus”o “Esclavo por deudas”, que narraba su propia experiencia.(A estos esclavos se los llamaba addictus y esta es la raíz de la palabra ADICTO)

Plauto uso un rico y vistoso lenguaje de nivel coloquial que no elude la obscenidad y la grosería entre retruécanos, chistes, anfibologías, parodias idiomáticas y neologismos, usando un vocabulario muy abundante de una gran variedad de registros

Las comedias auténticas de Plauto, de las que solo nos han llegado completas, unas veinte que son:
Anphitruo o Anfitrión, Asinaria, Aulularia o La comedia de la ollita, Bacchides, Captivi o Los cautivos, Casina, Cistellaria, Curculio o El gorgojo, Epídico, Estico, Menecmos, Mercator, Miles gloriosus o El soldado fanfarrón, Mostellaria o El fantasmita, Poenulus, Pseudolus.

“Asinaria”
Basada en “El arriero” de Demófilo, cuenta las peripecias del viejo Demetrio, marido obtuso, que dominado por una esposa altiva, trata de sustraerle las veinte monedas que le ha reportado la venta de unos asnos

 “Aulularia” 
La comedia de la olla, nos hallamos ante otra comedia de personaje, un viejo avaro, que inspiraría la famosa comedia de Molière

“El gorgojo”
Cuenta las aventuras de un parásito, auténtico precedente del pícaro, un hombre sin escrúpulos

“Alcmena”: Protagonista femenino de la comedia Anfitrión de Plauto, en la cual Júpiter, bajo la figura de Anfitrión, esposo de Alcmena, consigue yacer con ella, unión de la que nacerá el héroe Hércules. Alcmena simboliza la virtud engañada. El mito será recreado posteriormente en diversas obras teatrales.

Plauto añade variedad y originalidad a los temas y a los personajes siempre con la intención de hacer reír al público romano ya que son son menos refinadas pero más cómicas que las griegas

GÉNEROS

Codex Vaticanus Latinus 3868 (Ilustración del Heautontimorumenos)

Aunque la práctica totalidad de las formas teatrales griegas tuvieron su presencia en Roma, no por ello el teatro latino dejó de tener sus propias preferencias e innovaciones, que en ocasiones marcan una gran distancia respecto a los precedentes griegos, siendo  menos refinado que el griego en lo que concierne al tono burlesco y satírico no exento de grosería y de una punta de acidez 

 La comedia genera  grupos diferentes, según su asunto:

La «fabula palliata, crepidata» o comedia romana de asunto griego;
y la «fabula togata, tabernaria»: de ambiente ya romano.

En principio la comedia romana comenzó por atacar los vicios populares con un lenguaje directo, por lo que fue denominada comedia tabernaria (tabernariae). Posteriormente los autores comenzaron a criticar en sus obras a los magistrados y triunfadores (praetextatae y trabeatae) 

Otros géneros eran:

Personaje del Mimus

“Mimus”: comedia con diálogo, pero muy gesticulada y de temas populares. frecuentemente eróticos e incluso obscenos, obligando a veces a desnudarse a la “mimas”.

 

“Mima”
El mimo cobra consistencia literaria en el siglo I a.C. y convergerán en él las formas más populares del teatro precedente, como la «Atellana».

 

La farsa atellana,
Originariamente en idioma osco, se remonta al siglo IV a. C. y se suele atribuir su origen a los habitantes de la antigua ciudad de Atella, en Campania
En las atellanas, a este sistema de representar, se le llamó “pantomima” y los jóvenes empezaron a improvisar versos cómicos, despues de las representaciones que se llamaron por eso mismo, “exodia” (despues de las piezas) y no dejaban que los actores profesionales, intervinieran

PERSONAJES


En cuanto a los personajes, Plauto no se presenta como un hábil pintor de caracteres en los que se ha exagerado lo que en ellos hay de grotesco y fantástico:

“La Atellana”:Muy  popular y con personajes característicos, fue la que mas éxito y durabilidad tuvo. Consistia en la representación de escenas burlescas con cuatro personajes típicos: Maccus, Pappus Bucco y Dossennus.

“Maccus”
El mismo se da el nombre de Maccus, referente a –bufón, payaso, burlado- según una figura del teatro popular de la “atellana” o por broma o bien porque en este lugar como en el Mercator se refiere conscientemente a su pasado de actor de atelanas.

 

“Pappus”: típico viejo gruñón, tacaño y libidinoso, que Plauto utilizaba en todas sus comedias

“Bucco”: bocazas, charlatán idiota y glotón

 “Dossenus”: era jorobado y astuto
En general su fealdad física era reflejo de sus defectos y vicios

Otros personajes habituales en las comedias de Plauto fueron:

Actor cómico con máscara. Estatuilla de bronce del siglo III, procedente de Piazza Madonna dei Monti (1973), expuesta en el Museo Nacional Romano, Roma (Italia)

Al lado de estos personajes, el esclavo (servus) es el más rico en registros: hábil, inteligente, chistoso, parlanchín, metiroso, no duda en ayudar a su joven amo al tiempo que se ayuda a sí mismo. Este personaje es, en realidad, el gran hallazgo de Plauto, pues supone el medio ideal para la parodia y la chanza

 

“Formión”: Personaje del Formión de Terencio, es un arquetipo escénico; “un parásito enredador”

“Anfitrión”: Protagonista masculino de la comedia “Anfitrión” de Plauto.  Este personaje es símbolo de la fidelidad, y expresa numerosos rasgos de carácter, en ocasiones contrapuestos: sensibilidad, sarcasmo, ironía, lógica, ternura, tenacidad y buen juicio.

 “Miles Gloriosus”

“Pirgopolines”:Representa el tipo del soldado fanfarrón, derrochador y mujeriego, que acaba siendo víctima, indefectiblemente, de su excesiva fatuidad.

Protagonista de la comedia “Miles gloriosus”, de Plauto, inspirador del personaje homónimo, del film “Golfus de Roma”

Canción final y créditos de “Golfus de Roma”
 
La anteriormente mencionada  “Golfus de Roma”: es una comedia musical estrenada en Brodway en 1962 con el título original de “A Funny Thing Happened on the Way to the Forum” (Algo divertido pasó de camino al foro) y en 1966 realizada en cine por Richard Lester.
Aunque parezca increíble, la mayoría del argumento y de los “gags” están extraídos directamente de las comedias de Plauto, de una forma hilarante.

Todos llevaban máscaras para ocultar su identidad, que siempre eran las mismas  y sus actuaciones eran burlescas y sórdidas, muy del gusto del público popular:

Así, el parásito es glotón en exceso, el esclavo sumamente taimado y bufón o el soldado extremadamente fanfarrón; son precisamente estos personajes secundarios los que, en muchas ocasiones, llevan el peso de la acción, pues con sus intrigas y engaños son capaces de crear un teatro dentro del teatro.

En cuanto al resto de los personajes, el joven (adulescens) es siempre un enamorado, preocupado tan sólo por conseguir a la joven objeto de sus deseos, por lo que no duda en ponerse en manos de un hábil esclavo que le ayude; el viejo (senex) suele ser un padre severo, irritable y contrario a las pretensiones de su hijo que generalmente siempre termina estafado o burlado.

Otro tipo de viejo es el “viejo verde”, enamorado de una joven y que casi siempre acaba siendo blanco de las chanzas y las risas.

LOS TEATROS 

 
Máscaras de teatro, mosaico Museos Capitolinos, Roma.

Naturalmente estos espectáculos, como conoceis de sobra, se celebraban en unos edificios destinados unicamente para ello, de los que se conservan muchos ejemplares
a lo largo de todo el Imperio, de los que pongo un par de bellos ejemplos:

 
Teatro Romano de Mérida  Badajoz, España

Resultado de imagen de teatro myra

Relieves de máscaras en el Teatro Romano de Myra en Turquía

LOS EPITAFIOS

Pero el sentido del humor de los romanos,no se manifestaba solo en los teatros, se apreciaba en otros campos de su vida cotidiana, como por ejemplo, al final de sus vidas en sus lápidas y estelas funerarias:

Epitafio del latín “epitaphius” esta compuesto de dos voces griegas epi, sobre, y taphos, tumba, es decir inscripción puesta sobre una tumba o inscripción sepulcral.
En Roma era muy frecuente componer su propio epitafio, que confían algún ser querido, tradicionalmente escrito en verso aunque también hay excepciones.

Los epitafios en lapidas son cortos, por varias razones, lo primero es que lo bueno su breve dos veces bueno. Otra es que los romanos acustumbraban a los enterramientos cerca de los caminos, y el epitafio debía ser leído sin detener el paso.

Se considera que un epitafio bueno es uno que es memorable, o por lo menos hace uno pensar. Es aquí donde la creatividad de los hombres no tiene fin.

En cualquier caso, todos los epitafios terminaban con las mismas siglas :

Resultado de imagen de LAPIDAS ROMANAS

HSE: bien de deposición, H(ic) S(itus/a) E(st), “aquí se encuentra el cuerpo”,

STTL: y la piadosa dedicatoria, S(it) T(ibi) T(erra) L(evis), “que la tierra te sea leve” o las dos en común.

En cuanto a los nombres del difunto, un nombre romano se compone de Praenomen o lo que vendría a ser nuestro nombre de pila, el Nomen o apellido/nombre de la gens a la que pertenece, y el Cognomen o mote. Los nacidos libres tenían el trianomina (los tres nombres) completo. Los libertos adquieren el praenomen y nomen de su amo (o si era esclavo del estado, adquiría el del emperador que lo manumitía) y como cognomen mantiene su nombre de esclavo. Los esclavos solo tienen un nombre. Hasta para esto había cases!

Algunos de estos epitafios eran bastante irónicos ante un suceso tan serio como el de su propia muerte.

Inscripción y relieve de L. Calidius Eroticus y Fannia Voluptas (CIL IX 2689)

En esta conocida lápida, se siguen los cánones de una inscripción funeraria, pero algunos estudiosos creen que, probablemente, se trata de una broma, un cartel con “guasa” para poner en la pared del edificio como tabla de precios.
La inscripción se presenta como el epitafio de un tal Lucio Calidio Erótico y Fannia Voluptas (es decir, Fannia “Placer”), cuyos nombres ya dan pistas sobre el tipo de establecimiento que regentaban.

 

Hay tambien, un relieve en la placa, que representa al posadero hablando con un viajero que va con su mula

La conversacion entre el posadero y el viajero, dice así:

-Viajero: ¡Posadero!, hagamos la cuenta.
-Posadero: Tienes 1 sextante de vino, 1 as por el pan y 2 ases por el condumio.
-Viajero: De acuerdo, posadero.
-Posadero: Por la chica, 8 ases.
-Viajero: También, hasta ahí de acuerdo.
-Posadero: El heno de tu mulo, 2 ases.
-Viajero: ¡Éste mulo me llevará a la ruína!

Los nombres jocosos y con doble sentido de esta lápida me recuerdan a los empleados en la conocida escena de “La vida de Brian” de los Monty Python, del “Pijus Magníficus”

Otros epitafios:

Expresiones latinas mas frecuentes, empleados en ellos.

-Viminacio, Moesia superior, siglos II-III d. C.: “Cuando aún vivía Apolonio se hizo este sepulcro, conociendo el carácter olvidadizo de los herederos.” (por si acaso…)

-Ceos, siglos IV-V d. C.: “No es lícito que me saques fuera de mi morada.”(temía que su tumba fuera profanada)

-Escitópolis, Palestina, siglos II-III d. C.: “Adiós, vosotros que vais por el camino. Aquí yazco yo, Sosibio. «Adiós, Sosibio», repetid.” (este era tenaz)

-Roma, siglo II d. C.: “Yo, la tumba, me jacto de tener en mi regazo a la prudente Severa.”

-Cícico, Misia, fecha desconocida: “Si alguien que no sea yo, deposita aquí a otro, pagará al fisco dos mil quinientos denarios

-Pireo, ca. 360 a. C.: “Lo que no es frecuente en una mujer, ser excelente a la vez que sensata, eso lo alcanzó Glícera.” (marido amantísimo)

-Cirene, siglos II-III d. C.: “No era y llegué a ser. No soy y no me importa.” (pasotilla)

-Pireo, siglos II-III d. C.: “Extremadamente veloz es la venganza de los muertos.”

-Mitilene, siglos I-II d. C. (?): “Bajo el campo de Lesbos enterró Balbo a su perra, su servidora y compañera de viajes por el inmenso mar, y rogó que la tierra fuera liviana para la perrita que bajo ella yace. La misma gracia que otorgas a los hombres, concédesela también a los animales.” (amante de los animales)

-Astipalea, siglo I a. C.: “No me traigáis de beber a este lugar: ya bebí cuando vivía. Ni de comer. Me basta con lo que tengo ahora. Todo eso es inútil. En memoria mía, y por la vida que pasé a vuestro lado, traedme azafrán.” (un gourmet)

-Tiberio Claudio Segundo vivió 52 años. El vino, el sexo y los baños arruinan nuestros cuerpos, pero el vino, el sexo y los baños hacen que tengamos una buena vida (un bon vivant)

Como vereis hay de todo y con distinta temática, se encontraron en distintos lugares del Imperio, siendo algunos muy divertidos.

LOS CHISTES DE LA ANTIGUA ROMA

Tras la muerte de Plauto, el más popular de los comediógrafos romanos, se decía que la risa, el juego y la broma habían llorado juntos

Los romanos, era una sociedad muy divertida, aunque el humor que nos ha llegado destaca más por su “sal gorda” que por su sutileza. El propio Cicerón teorizó de forma intelectual sobre el humor, pero no cabe duda de que el “pedo-caca-culo” era el ingrediente principal de cualquier gracieta romana.  Es decir, que un romano típico se identificaría más con Pajares y Esteso o con Torrente que con Tip y Coll o José Mota.
¿Conocemos ejemplos reales de chistes? Por supuesto que sí.
Resultado de imagen de mary beard roma

La profesora Beard, con su habitual buen humor, mostrandonos unos retretes romanos

Hace unos años una profesora de Cambridge, Mary Beard, ( Premio Princesa de Asturias en 2016) descubrió un libro de chistes de la época romana.
La obra, titulada “Philogelos” (amante de la risa) se remontan al siglo IV y está escrita en griego. Es la colección de chistes más antigua del mundo entre las que se conservan, y contiene 265  que  contiene referencias a las distintas culturas que cohabitaban en el Mediterráneo durante el final de la República y el inicio del Imperio

Los chistes recogidos en el Philogelos muestran que, en la Antigüedad grecorromana, las chanzas alcanzaban a todas las profesiones y condiciones.

El amante de la risa- es un libro recopilatorio de chistes que tiene la friolera de casi 1.800 años. Data del siglo IV, está escrito en griego y se atribuye su autoría a Hierocles y Filario de quienes se sabe muy poco. Debido a que en el chiste 62 se menciona la celebración de los mil años de Roma, quizá la recopilación date de una fecha posterior a este suceso, 248 dC  
Es posible que los haya escuchado antes: son los chistes más viejos de los que se tenga registro. De hecho, debe tener más o menos 1600 años:

Resultado de imagen de Philogelos 148

-Un hombre va a donde otro y le reclama: ¡El esclavo que me vendiste murió!

-¡Por los dioses! –contesta el otro- “¡Durante el tiempo que estuvo a mi servicio, nunca hizo semejante cosa!”.
Resultado de imagen de esqueleto romano

Uno que regresaba de un viaje preguntó a un falso adivino por su familia. Éste dijo:
-Todos están bien, incluido tu padre
-Al decirle: Mi padre hace ya diez años que ha muerto
-respondió: No conoces a tu verdadero padre

Un hombre se encuentra con un conocido y dice:
-Es curioso, me dijeron que habías muerto.
-Pues, como puedes ver, estoy vivo.
-Pero el hombre que me dijo que estabas muerto me ofrece más credibilidad que tú.

Un tracio viendo a un eunuco conversar con una mujer le preguntó si era su esposa.
-Cuando el eunuco le dijo que él no podía tener esposa,
-respondió: Entonces es tu hija

-Un hombre estaba siendo felicitado por haber sido padre de un varón, y quiso corresponder a sus palabras con otras que no resultaron las más afortunadas en semejante circunstancia:
—Sí, gracias a todos mis amigos.

Imagen relacionada

-Un barbero, un profesor distraído y un calvo van juntos de viaje y acampan para pasar la noche.
-Deciden turnarse los tres para vigilar el equipaje, y el barbero se ofrece voluntario para ser el primero mientras los otros dos duermen.
-Pero pronto se aburre, y para matar el tiempo se pone a afeitar el cráneo del profesor.
-Cuando termina su turno despierta a este último, que se toca la cabeza y exclama:
-Ese barbero es un auténtico idiota: ha despertado al calvo en vez de a mí.

Resultado de imagen de epigramas de marcial

Otros muchos ejemplo de “chistes” romanos se encuentran en los “epigramas” de Marcial.

Allí podemos encontrar de todo: desde textos destinados a alabar los juegos de gladiadores del anfiteatro, hasta tiernos poemas fúnebres, pasando por procaces chistes no aptos para oídos sensibles, como por ejemplo:

Resultado de imagen de pinturas pompeya gay

Hans von Marées “Tres jóvenes bajo un naranjo” (entre 1875 et 1880)

“Está claro: Cuando a tu esclavo le duele la minga, a ti, Névolo, te duele el culo. No soy adivino, pero sé lo que haces”
Que en el  el siglo XVIII, A.Oliver lo traducía de la siguiente manera:
“Doliéndote la trasera y al mozo la delantera, no soy, Névolo, adivino, mas lo que haces imagino”.

otros epigramas de Marcial:
Imagen relacionada

“Estaba flojo y tú, Símaco (un médico), has venido a visitarme acompañado de cien discípulos. Me han palpado cien manos heladas por el cierzo: no tenía fiebre, Símaco, pero ahora tengo” (no he encontrado ninguno caliente, este ya esta “frio”)

 
Resultado de imagen de pintura romana

Un joven le dijo a su esposa: “¿Qué deberíamos hacer, cariño? ¿Comer o tener sexo?” Y ella dijo: “Puedes elegir, pero no tenemos una migaja”.

 
Resultado de imagen de pintura romana

Un hombre joven recibía a viejas juguetonas. Él le dijo a sus esclavos: “Mezcle una bebida para el que lo quiera y tenga relaciones sexuales con quien lo quiera”. Y las mujeres dijeron: “No tenemos sed”

Resultado de imagen de incineracion romana

Un tricio siguió la costumbre e incineró a su padre muerto. Corrió a su casa y le dijo a su madre enferma: “Todavía quedan algunos leños de fuego. Si quieres dejar de sufrir, haz que te incineren”

Un intelectual compró un par de pantalones. Pero apenas podía ponérselos porque eran demasiado apretados. Entonces él se deshizo del pelo alrededor de sus piernas.

LOS GRAFFITIS

 Los graffittis, eran escrituras populares con que los romanos tenían por costumbre adornar las paredes.

La dramática destrucción de Pompeya ha permitido que las excavaciones posteriores nos revelaran una instantánea de la vida romana de aquel agosto del 79 y entre una verdadera infinidad de detalles nos ha mostrado un interesante mundo de grabados y pintadas del más diverso pelaje: eróticos, religiosos, propagandísticos, ofensivos, vejatorios, amorosos, ofertas sexuales, cultos,…
Los descubiertos hasta la fecha tan sólo en Pompeya son unos 10.000 

Incluso en las Termas de Hombres, ademas de pinturas e inscripciones, era costumbre que se gastaran todo tipo de bromas entre ellos, muchas relacionadas con los “tamaños” “formas raras” y otras singularidades de sus genitales, o bien con problemas anatómicos sobre todo de los ancianos, como barrigas voluminosas, hernias y otras deformidades.
Los jóvenes no tenían compasión de nadie..

En las paredes de Pompeya podemos encontrar lo que se conoce como “inscriptiones parietariae”. Dentro de ellas hay dos tipos principales:

a) Los “tituli picti” o pintadas, llamados también “dipinti”, están escritos con letras rústicas más o menos cuidada con pincel de corte recto y pintura roja o negra y suelen contener temas oficiales como carteles electorales (programmata) o anuncios de juegos de gladiadores (edicta munerum)

b) “Grafitos”El conjunto más numeroso, alrededor de 5000 entre Pompeya y Herculano, lo constituyen los grafitos: inscripciones trazadas mediante punzón (inscriptiones graphio scriptae) de un estilo más informal y personal. El latín que se usa en los grafitos refleja la lengua de las clases populares usado durante el siglo I d. C.

Estos últimos, los hay de temas variados:

Sexuales:
Espero que nadie se escandalice y menos despues de haber escuchado con todo detalle, e incluso en horario infantil, algunos episodios recientes en todos los informativos de varios canales deTV.

-Harpocras folló aquí estupendamente con Drauca por un denario.

-Satir, no te dediques a chupar coños fuera de casa. Hazlo dentro.

-A mí, a mí, chúpame la verga.

-Lancen gritos de dolor, mujeres; quiero dar por culo.

-Dioniso, a la hora que le da la gana puede follar.

-Agátopo, Prima y Epafrodito en un «triángulo»

-Aquí yo follé la boca y el culo de Calínco

– Cuando me da la gana, me siento en él. (Debajo de un falo en bajorrelieve)

Ofertas sexuales:

-Soy tuya por dos ases de bronce.

-Lais chupa por dos ases.

-Félix chupa por un as. (este es mas barato)

-Esperanza, de complacientes maneras, nueve ases.(carísima)

Todos estos, como es lógico, los ponían mas en los lupanares, pero lo cierto es que podían aparecer en cualquier lugar de Pompeya, sobre todo cerca de baños y tabernas.

En un prostíbulo, estas pinturas aparecen numeradas como si se tratara de un menú, para elegir plato.Pero esta teoría no esta muy confirmada.

Sátiro y Ménade. Pintura mural en una de las habitaciones de la Casa de Cecilio Giocondo en Pompeya

Ofensivos:

– Philiros es un eunuco

-Mierda. Contra la pared.

-APOLLINARIS MEDICUS TITI IMPERATORIS HIC CACAVIT BENE  Apolinar, médico del emperador Tito, tenía una buena mierda. (En latín, la palabra, “cacatne” se refería a la defecación y aparecía en un retrete)

EPAPHRA, ES GLABRO – Epaphra, eres calvo ( a los romanos les horrorizaba serlos, luego esta afirmación, era completamente peyorativa)

-Me he meado en la cama. Lo confieso, he cometido un pecado, pero si me preguntas, hospedero, la razón, te diré: no tenía orinal. (clara crítica al dueño de una fonda)

-Oppius: ¡payaso, ladrón, sinvergüenza!

-Cosmo, hijo de Equicia, gran invertido y mamón, es un pierniabierto.(curioso verdad?)

-Isidoro puteolano, esclavo nacido en casa, cunnilinguamente.  ???

Resultado de imagen de coliseo graffitos

Durante el lavado de cara de las paredes del Coliseo de Roma se descubrieron siglos de garabatos y pintadas superpuestos. Algunos de los más destacados se encuentran en los pasillos que van a las gradas superiores, las de los asientos baratos

Ah! y esto no es ninguna broma romana, es algo muy serio, que ultimamente parece que esta en auge…

En fin, esto es todo…solo falta que os haya gustado, pero lo teneis que decir al estilo romano, como este importante personaje…

FUENTES

https://youtu.be/Ixh0YJNF-1E     plano roma imperial

http://almacendeclasicas.blogspot.com.es/2015/11/graphiti-en-las-paredes-de-pompeya-los.html

https://domus-romana.blogspot.com

http://esunaviejahistoria.blogspot.com.es/2015/03/humor-romano.html

https://culturacolectiva.com/historia/graffiti-en-la-epoca-romana/

https://web.archive.org/web/20140109222747/http://www.artehistoria.jcyl.es/v2/museos/613.htm

BIBLIOGRAFÍA:

CèBE, J. P. La caricature et la parodie dans le monde romain antique des origi- nes à Juvénal, París, 1966.

LÓPEZ LÓPEZ, M., Los personajes de la comedia plautina: nombres y función, Lérida, 1991.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s