El Libro de Kells

Desde que en el año 432 San Patricio introdujera el monaquismo en tierras irlandesas, los scriptoria de los cenobios se convirtieron en núcleo de intensa actividad, dedicados a las copias de los manuscritos  y sobre todo a la decoración  de dichos manuscritos con la inserción de bellísimas miniaturas

Los manuscritos o códices miniados son manuscritos que constan de dibujos hechos a mano por determinados artistas, los llamados”iluminadores”, que se dedicaban a decorar los libros con sus pinturas.

El Libro de Kells, también conocido como Gran Evangeliario de San Columba, es un manuscrito ilustrado con motivos miniados, realizado por monjes celtas hacia el año 800 en Kells, un pueblo de Irlanda.

Debe su nombre a la abadía de Kells, situada en Kells en el condado de Meath, en Irlanda. La abadía, donde se conservó el manuscrito por un largo periodo de la Edad Media, fue fundada a principios del siglo IX, en la época de las invasiones vikingas

El libro –considerado la pieza principal del cristianismo celta y del arte hiberno-sajón– es, a pesar de estar inconcluso, uno de los más suntuosos manuscritos iluminados que han sobrevivido a la Edad Media.

El estilo plenamente conseguido de las coloraciones sitúa el Libro de Kells entre las obras más tardías de esta serie, hacia finales del siglo VIII o principios del IX, o sea en la misma época que el Libro de Armagh.

Debido a su gran belleza y a la excelente técnica de su acabado, muchos especialistas lo consideran uno de los más importantes vestigios del arte religioso medieval. Escrito en latín, el Libro de Kells contiene los cuatro Evangelios del Nuevo Testamento

El folio 27º contiene los cuatro símbolos evangélicos.

El Libro de Kells ofrece, después de algunos escritos introductorios, el texto integral de los Evangelios según Mateo, según Marcos y según Lucas. El Evangelio según Juan está reproducido hasta el versículo 17:13. El resto de este Evangelio, así como una parte de escritos preliminares, son imposibles de encontrar; probablemente se perdieron a causa del robo del manuscrito en el siglo IX.

Aquí podéis ver  los símbolos místicos de los evangelistas, cada uno con sus alas, a veces seis, a veces cuatro, a veces dos; aquí el águila, allí el toro, allá el hombre y acullá el león, y otras formas casi infinitas.

Abadía de Iona

El Libro de Kells debe su nombre a la abadía de Kells, situada en Kells en el condado de Meath, en Irlanda. La abadía, donde se conservó el manuscrito por un largo periodo de la Edad Media, fue fundada a principios del siglo IX, en en la época de las invasiones vikingas. Los monjes procedían del monasterio de Iona, una isla de las Hébridas situada frente a la costa oeste de Escocia.

Iona albergaba una de las comunidades monásticas más importantes de la región desde que san Columba, el gran evangelizador de Escocia, la hubiera designado su principal centro de irradiación en el siglo VI.

el libro podría haber sido escrito en Iona y trasladado urgentemente a Kells, lo que explicaría que nunca hubiera sido terminado.

 

 Está redactado en mayúsculas con un estilo caligráfico típicamente “insular”, con tinta negra, roja, malva y amarilla. El manuscrito consta actualmente de 340 hojas en pergamino, llamadas folios. La mayoría de estos folios eran en realidad parte de hojas más grandes, los bifolios, que se doblaron en dos para formar dos folios.

Los pigmentos necesarios para las ilustraciones fueron importados de todos los rincones de Europa, y fueron objeto de profundos estudios: el negro se obtuvo de las velas, el rojo brillante del rejalgar, el amarillo del oropimente y el verde esmeralda de la malaquita pulverizada. El costosísimo lapislázuli, de coloración azul, procede del noreste de Afganistán.

El folio 2º contiene una de las tablas canónicas de Eusebio de Cesárea

 Las hojas existentes están agrupadas en treinta y ocho cuadernos, cada uno de ellos contiene de cuatro a doce hojas (es decir, de dos a seis bifolios); lo más habitual es encontrar cuadernos de diez hojas.

Se ha identificado como mínimo tres amanuenses que contribuyeron a la obra, a los que ha llamado «Mano A», «Mano B» y «Mano C». 

El 5º folio es una de las páginas dedicadas a las tablas canónicas de Eusebio de Cesarea.

Al primer fragmento de lista le siguen las tablas canónicas de Eusebio de Cesarea. Estas tablas, anteriores a la traducción de la Biblia en lengua latina (la Vulgata), se crearon para comparar y cruzar los cuatro Evangelios.

Se extendió la costumbre de incluir las tablas canónicas en los textos preliminares de la mayoría de las copias medievales de la Vulgata. Sin embargo, las tablas del Libro de Kells se revelan inútiles puesto que el amanuense las condensó hasta el punto de hacer un amasijo confuso.

El folio 7º está ilustrado con una imagen de la Virgen y el Niño. Se trata de la más antigua representación existente de la Virgen María en un manuscrito occidental.

 Originalmente, cada uno de los cuatro textos estaba precedido de una miniatura a toda página que contenía los cuatro símbolos de los evangelistas, seguida de una página en blanco.

La decoración de las primeras palabras de cada Evangelio está primorosamente trabajada. Las páginas correspondientes, de hecho, parecen tapices: las ilustraciones son tan elaboradas que el texto se torna ilegible

En el folio 34º aparece el célebre monograma de la Encarnación, compuesto por las letras Xi (Χ) y Ro (Ρ), que son las dos primeras letras de la palabra Cristo en griego(ΧΡΙΣΤΟΣ).

Casi todos los folios del Libro de Kells tiene al menos pequeñas miniaturas como esta inicial decorada

El folio 19 contiene el inicio de las Breves causae del Evangelio según Lucas.

El Evangelio según Mateo, como marca la norma, empieza con una genealogía de Jesús: el relato propiamente dicho de la vida de Cristo no empieza hasta el versículo 1:18, que se lo considera por este motivo como el «segundo inicio» de este Evangelio.

 La página de inicio del Evangelio según Mateo, es un ejemplo: sólo tiene dos palabras, «Liber generationis» («el libro de la generación»). El lib de Liber se ha desarrollado en un monograma gigante que domina toda la página. El er de Liber está representado por un entrelazado de ornamentos con la b del monograma lib. 

foto: círculo románico

En el folio 34º aparece el célebre monograma de la Encarnación, compuesto por las letras Xi y Ro , que son las dos primeras letras de la palabra Cristo en griego (ΧΡΙΣΤΟΣ). Este “monograma Xi Ro”, más conocido como “monograma de la Encarnación”

 

 La primera (folio 114º) está dedicada a su detención: Jesús, inmovilizado por dos personajes claramente más pequeños que él, está representado bajo un arco estilizado. 

La segunda miniatura (folio 202º) está consagrada a la Tentación de Cristo

El folio 285º, llamado Una autem sabbati valde, fue redactado por un amanuense llamado « Mano A 

El folio 292 contiene el texto ricamente decorado de introducción al Evangelio de Juan.

El Libro de Kells permaneció en Kells hasta 1654. Ese año, la caballería de Oliver Cromwell estableció una guarnición en la iglesia local, y el gobernador de la villa envió el manuscrito a Dublín para mayor seguridad.

El manuscrito se ha reencuadernado varias veces a lo largo de los siglos. En una de estas ocasiones, en el siglo XVIII, las páginas fueron mutiladas sin consideración, comportando la pérdida de una pequeña parte de las ilustraciones

El Trinity College, situado en pleno centro de Dublin, se fundó en 1592 por orden de la reina Isabel I convirtiéndose así en la universidad más antigua de Irlanda y con el tiempo en la más prestigiosa del país. Su enorme campus de 16 hectáreas, ubicado en lo que antaño fue un antiguo monasterio agustino, nos da la bienvenida en la Front Gate

La Reina Isabel I de Inglaterra

El Trinity College

Trinity College

Vista de la sala principal conocida como Long Room

Trinity College

La biblioteca  tiene 65 metros de largo que contienen cerca de 200.000 libros, los más antiguos de la biblioteca, cobijados bajo una preciosa bóveda de tambor. Un infinito mar de estanterías repletas de ejemplares

Trinity College

Este espacio que huele a madera y a clásicos está presidido por las decenas de bustos de mármol de personalidades relacionadas con las letras, grandes filósofos y escritores del mundo occidental. Se trata de una colección que comenzó en 1743 cuando se encargaron los primeros 14 bustos. El mejor busto de la colección es del escritor Jonathan Swift, creado por Louis Francois Roubiliac.

FUENTES:

 http://digitalcollections.tcd.ie/home/index.php?DRIS_ID=MS58_003v  fascimil

http://www.objetivoviajar.com/trinity-college-libro-de-kells

http://celticweb.galeon.com/album866931.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Libro_de_Kells

http://www.manosydedos.com/librodekells.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s