La imperial Tarraco y la necrópolis paleocristiana

EMPEZAREMOS POR LA INTERESANTE NECRÓPOLIS PALEOCRISTIANA

El cementerio paleocristiano de Tarragona es un conjunto funerario de época tardorromana de mediados del siglo III ubicado fuera del casco urbano, cerca del río Francolí, que perdura hasta el siglo V. Es el cementerio paleocristiano más importante del Mediterráneo Occidental.

El cementerio de Tarraco surgió en torno a una basílica martirial dedicada a San Fructuoso y sus dos diáconos. La basílica documentada, constaba de tres naves y cabecera con ábside exterior. Posteriormente se añadieron algunas cámaras funerarias y un baptisterio. Los restos de esta basílica desaparecieron para dejar paso a la construcción de la «Fábrica de Tabacos de Tarragona» durante la primera mitad del siglo XX.

Entre 1923 y 1933, con motivo de las obras para la construcción de una fábrica de tabacos, se descubrió y excavó en las afueras de Tarragona, a orillas del río Francolí, un vasto cementerio tardorromano y paleocristiano, donde se desenterraron más de dos mil sepulturas de todos los tamaños y formas: desde tumbas sencillas hechas de ánforas o tejas (tegulae), hasta suntuosos panteones familiares, pasando por sarcófagos paganos reaprovechadosalgunos de procedencia norteafricana, o en ataúdes de madera y la mayoría datados entre los siglos IV y VI d C.
Ofrendas funerarias, mosaicos sepulcrales, lápidas… forman parte del conjunto descubierto y han proporcionado abundante información sobre la estructuración social de los habitantes de la antigua Tarraco.

Mosaico sepulcral de Ampelius. Siglo IV d C.

 El mosaico que cubre esta lápida sepulcral muestra una representación del cordero místico, símbolo de Jesucristo, acompañado de un jarrón con ramos de flores, elemento decorativo muy presente en el arte romano En la inscripción de la izquierda se puede leer claramente “AMPELI IN PACE REQVIESCAS”.

Las ofrendas funerarias

Son muy pocos los enterramientos de la Necrópolis Paleocristiana que contenían ajuar u ofrendas funerarias, una práctica asociada a las creencias paganas que, con la creciente cristianización de la sociedad romana, entró en desuso a partir del siglo III d.C.


Una pieza que hay que significar es la muñeca de marfil, datada del siglo IV, que apareció dentro de un sarcófago con los restos de una niña de unos seis años. Mide 23 cm de altura y está articulada por los hombros, codos, caderas y rodillas.


 Mosaico sepulcral de Optimus. Siglo IV d C.

 Se trata de una lauda o lápida de sarcófago revestida con labor de mosaico. Aunque no son piezas muy frecuentes, se ha hallado en la península un número considerable de lápidas funerarias ornadas con mosaicos, sobre todo en la costa del Mediterráneo, con la mayor concentración en Tarragona. Este mosaico muestra un elegante retrato del obispo Optimus sobre un fondo de flores y cubierto con una orla (foto 34). Ataviado con una toga blanca, porta un rollo en la mano izquierda, y alza su mano derecha en ademán de bendecir. Una obra excelente del arte musivo peninsular, en el que se detecta una fuerte influencia estilística de los mosaicos de Africa del norte.

Estatua funeraria de Atis (divinidad funeraria romana)

Atis, dios frigio, después griego y después romano… tiene su estatua protectora en la Necrópolis.Atis era hermoso, muy hermoso, tanto… que su madre la diosa Cibeles se enamoró perdidamente de él… Lo tenía encerrado en un nido de amor…no le dejaba en ningún momento, pero… un día Atis se escapó de su encierro y se fue al bosque… Allí encontró una bella Ninfa y… eso, la poseyó!…A su regreso con Cibeles su sentido de culpabilidad y remordimiento le hizo tomar una decisión para no repetir tamaña infamia: ¡castrarse! y así lo hizo… desde entonces será el eunuco y conductor del carro de la Cibeles.


Las inscripciones funerarias

tanto las paganas como las cristianas, proporcionan datos muy interesantes para el conocimiento de la condición social, los vínculos familiares y las expectativas de vida de esta población.


 Símbolo cristiano 

(cruz monogram tica, con las letras alfa y omega) grabado en una de las inscripciones funerarias rias de la necro polis Paleocristiana


LA TARRACO DE LOS PRIMEROS CRISTIANOS 

Interesante video explicativo de todo el conjunto tarraconense



Maqueta de la Tarraco romana

Ya desde la época de la república romana, esta zona había sido ocupada con distintos usos: como villa o finca rural, y como cementerio pagano. El establecimiento de la gran necrópolis paleocristiana se produjo a mediados del siglo III d C. Los enterramientos se realizaron alrededor y en el interior de un gran templo o basílica paleocristiana, en el centro de cuyo ábside –un lugar preferente– se pudo identificar el probable sepulcro de los primitivos mártires tarraconenses Fructuoso, Augurio y Eulogio : tal parece deducirse de una inscripción parcial (“TVOSI / A”) sobre los fragmentos de la lápida que cubría el sarcófago. El texto completo sería “(Frvc)TVOSI / A(vgvrii et Evlogii)”.



Vista del exterior de la Necrópolis

La necrópolis habría crecido, por tanto, en torno a una tumba santa muy emblemática para los tarraconenses. Los restos de esta basílica paleocristiana se destruyeron para dejar terreno libre a la fábrica de tabacos 

Al menos se tuvo el buen criterio de conservar in situ parte de la necrópolis, edificándose sobre ella un Museo monográfico, inaugurado en 1930, que exhibe las piezas más significativas halladas en el lugar: 

Sala del “Mundo de la muerte”

La diversidad de tipos de enterramientos es la primera caracterstica de las necropolis bajo imperial. El primer factor diferenciador es puramente económico. Se distingue entre los sepulcros edificados y los enterramientos subterráneos, en los que la señalización se limitaba a un pequeño túmulo.

Sarcófago de los Leones. Siglo III d C. 

Sepulcro pagano reaprovechado, realizado en mármol, con sendos relieves de león atacando a ciervo en sus extremos (foto 31) y el busto de un severo personaje femenino en el centro, que sería el retrato de la difunta 

Sarcófago de los Leones 

Sarcófago de los Leones (detalle con el busto de la difunta) 


Sarcófago de los Leones, detalle de uno de los leones
 

   

Sala de las estatuas funerarias

Durante las excavaciones de la Necrópolis se encontró, reutilizadas, varias esculturas de época tardoromana que debían formar parte de diferentes monumentos funerarios.
 


Estatuas del siglo III procedentes de la necropolis

Las inscripciones sepulcrales de esta época hacen referencia -casi exclusivamente- esclavos y libertos que seguramente eran enviados a Tarraco como artesanos o mercaderes por sus dueños de Roma. Probablemente algunos de estos libertos, después de alcanzar una cierta prosperidad, se hacían construir tumbas monumentales, de las cuales formarían parte estas estatuas

Muñeca de marfil articulada

Se trata de una de las piezas más emblemáticas de la arqueología tarraconense
Es una muñeca de marfil con los brazos y piernas articulados. Formaba parte del ajuar funerario hallado en el interior del sarcófago de una niña de cinco o seis años.

 

Se conocen otros ejemplares (la mayoría fragmentarios) de muñecas articuladas romanas realizadas con materiales diversos (hueso, marfil y, sobre todo, cerámica). Los restos de hilo de oro hallados junto a la pieza confirman que estas muñecas estaban ataviadas con vestiditos que imitaban, como hoy, la ropa de los niños y de los adultos.

Sarcófago de los Orantes. Siglo V d C. detalle de imagen lateral

Se trata de una lauda o lápida sepulcral, en cuyo centro aparece la imagen del difunto portando un rollo, y a ambos extremos las figuras de dos familiares femeninos en ademán de oración. Los tres personajes están separados por bandas de estrigiles. La disposición del conjunto coincide con la de otros sarcófagos hallados en Cartago, realizados además en el mismo tipo de mármol grisáceo, por lo que se cree que se trata de una obra importada del norte de Africa.



Sarcófago de los Orantes.(arriba) Sepulcro de Leocadio (abajo)


Sarcófago de Leocadio. Siglo V d C.

En el extremo izquierdo de su cara frontal puede verse la figura de Moisés que recibe de una mano divina las tablas de la ley, aquí en forma de rollo en el que está grabado un crismón: la ley mosaica del Antiguo Testamento queda equiparada así a la ley de Cristo del Nuevo Testamento. En el extremo derecho se ve la escena de Abraham a punto de sacrificar a Isaac, con la mano divina que le 


























Sarcófago de Leocadio. Siglo V d C  Detalle del sacrificio de Abraham


Sarcófago de los Apóstoles. Detalle de San Pedro

Separados por bandas de estrigiles, en el extremo de la izquierda se ve a San Pedro y en el de la derecha a San Pablo, personaje tradicionalmente ligado a la cristianización de Tarraco. Ambos portan un rollo en la mano y están encuadrados con cortinajes (foto 37). La hechura de los relieves, que es tardorromana, prefigura vagamente al estilo románico que iba a llegar seis siglos más tarde.

  San Pablo

Sarcófago del Pedagogo. Siglo III d C.

Sepulcro esculpido en mármol blanco, en el centro de cuyo frontal destaca, enmarcado por una decoración de estrigiles (estrías en forma de S alargada), un relieve que representa una escena de lectura. Un pedagogo (o filósofo, o poeta) sentado, lee en voz alta a sus jóvenes discípulos un rollo que sostiene en sus manos (foto 33). Uno de los jóvenes avanza hacia él portando otro rollo. En los dos extremos del frontal aparecen los relieves de dos personajes (masculino y femenino), que se supone son los difuntos.


Inscripción de una de las tumbas

En un primer momento, la transformación que el cristianismo aporta al arte tiene un signo fundamentalmente ideológico, sobre formas preexistentes. Muchas veces, incluso, con el único cambio del contenido espiritual en imágenes que poseen una antiquísima tradición anterior.Animales como el pescado, el cordero, la paloma, el fénix, el gallo, el ciervo o la serpiente; elementos iconográficos como la palma, la corona, el ancla, el barco, el río o la cruz; personajes y hechos del Antiguo Testamento que contienen alguna alusión más o menos directa a los del Nuevo



Sepultura destruida por la empresa constructora, de la que el encargado y los operarios decidieron ocultar uno de los ataúdes y las fosas, volcando hormigón por encima de una de las riostras –pieza que asegura armazones o estructuras–. En el caso del segundo ataúd, se procedió a destruirlo completamente y a ocultar los restos bajo una zona ajardinada con la finalidad de dificultar su descubrimiento.

MUSEO ARQUEOLÓGICO DE TARRAGONA

Con clara vocación romanista, el MNAT es el museo más antiguo de Cataluña en su especialidad, un testimonio excepcional del proceso de romanización de la península ibérica.

La importancia histórica y monumental de la ciudad de Tarraco y la problemática arqueológica urbana que comporta el yacimiento han orientado los esfuerzos investigadores del museo hacia esta etapa histórica.
Durante el Imperio romano fue una de las principales ciudades de Hispania y capital de la provincia romana Hispania Citerior o Hispania Tarraconensis.


En el año de 217 a. C. llegaron las fuerzas romanas a cargo de Publio Cornelio Escipión el Africano a Tarraco.

Museo Arqueológico de Tarragonas fachada

Actualmente, el Museo incorpora, además del Museo Arqueológico, los siguientes centros: Museo y Necrópolis Paleocristianos y los importantes conjuntos arqueológicos de las villas romanas de Centcelles (Constantí) y dels Munts (Altafulla), así como otros monumentos: el Teatro Romano, el Arco de Berà y la Torre de los Escipiones.


Mosaico de Medusa

De este pasado romano destacan fragmentos de la muralla romana del semisótano. conservado in situ los elementos constructivos y decorativos de los edificios públicos, la sala de mosaicos con el famoso  emblema de Medusa, así como la escultura romana.


 

Mosaico de Apolo


Mosaico de Euterpe

Hay varios mosaicos mas que representan a Euterpe musa de la música; Talía, de la comedia, y Mnemiosine, madre de las nueve musas


Fresco del pavo real

Pintura al fresco representando un pavo real que avanza hacia la izquierda, entre una decoración vegetal y floral. Esta representación zoomorfa, que tiene un valor simbólico de eternidad, estaba situada en el patio de una domus suburbana, muy cerca del larario familiar, espacio destinado al culto doméstico de los lares, dioses protectores del hogar.
El pavo lleva en el pico lo que parece ser una granada, también atributo de la diosa Hera y, al fondo, parece dibujarse un granado.



Nero Julio Cesar hijo de Germánico

Neron César fue el mayor de los nietos de Tiberio y obvio sucesor del Imperio romano, pero fue acusado de traición, junto con su madre, por lo que ambos fueron exiliados a la isla de Ponza, donde fue inducido a morir por hambre en el año 30.
 
Cabeza de Marco Aurelio

Fue emperador del Imperio romano desde el año 161 hasta el año de su muerte en 180. Fue el último de los llamados Cinco Buenos Emperadores, tercero de los emperadores de origen hispano y está considerado como una de las figuras más representativas de la filosofía estoica
 
 
 Sarcófago romano 
 

En las dependencias subterráneas del antiguo circo romano de Tarraco (Tarragona)

 


Sepulcro paleocristiano

empotrado en un muro de la Catedral de Tarragona   

 

LA IMPERIAL TARRACO plano 

 En el año de 27 a. C. el emperador romano Augusto se dirigió a Hispania para vigilar las campañas en Cantabria. Sin embargo debido a su salud débil prefirió quedarse en Tarraco.
Durante la presencia de Augusto las provincias españolas fueron organizadas de nuevo. La Hispania Ulterior fue repartida en las nuevas provincias de Bética y Lusitania. Tarraco pasó a ser la capital de Hispania Citerior, también conocida como Hispania Tarraconensis.

Circo romano, plano


Aún quedan muchas importantes ruinas romanas en Tarragona. Parte de los cimientos de las grandes murallas ciclópeas cerca del Cuartel de Pilatos se cree que pueden ser anteriores a la época romana.
(A continuación hago una somera exposición de las principales edificaciones romanas de Tarragona y sus alrededores. No me he querido extender, porque merecerían, por su importancia, una publicación mucho mas detallada)





Recreación del circo, sobre la ciudad moderna

Después, se encontraba el circo y por debajo en dirección al puerto , estaba la zona de viviendas.

 

CIRCO ROMANO DE TARRACO

Fue construido a finales del siglo I d.c. por el mandato del emperador romano Domiciano, impulsado políticamente por el Concilium provinciae Hispaniae citerioris, reunión anual de los representantes de la provincia Citerior, y se ubicó muy cerca del Fórum Provincial de Tarraco, dentro del recinto amurallado en la terraza inferior de la Parte Alta de la ciudad de Tarraco



MURALLAS ROMANAS

Aún quedan muchas importantes ruinas romanas en Tarragona. Parte de los cimientos de las grandes murallas ciclópeas cerca del Cuartel de Pilatos se cree que pueden ser anteriores a la época romana. El edificio que se acaba de mencionar, una prisión en el siglo XIX, se dice que era el palacio de Augusto.


 
MURALLAS

La muralla romana se construyó a principios del siglo II a.C., aunque los especialistas aún no se han puesto de acuerdo de si fue durante la 2.ª guerra púnica o posteriormente. Se sabe que sufrió una ampliación a lo largo del siglo II aC, seguramente durante la formación de la ciudad romana de Tarraco. De esta época se conservan tres torres originales: la de l’Arquebisbe, la del Cabiscol y la de Minerva.

MURALLAS

Se supone que la primera muralla consistiría en una simple empalizada de madera. El hecho que rápidamente el núcleo se convirtiera en cabeza de puente para la llegada de refuerzos desde Roma se tradujo ubarnísticamente en la necesidad de llevar a cabo un fortalecimiento de las defensas existentes hasta ese momento. Entre el 217 y el 197 DC. se levantó la primera muralla de piedra.
 
 
TORRE DE CARLOS V O DE LOS MONJES O DE MIRAMAR.
En el S. XII se hacen modificaciones : mayor altura, ballesteras matacanes y coronado su adarbe con almenas aspilleradas.

MURALLAS: TORRE DE MINERVA O DE SAN MAGÍN

Tiene un especial interés porque en ella se labró una serie de cabezas, actualmente muy deterioradas, en algunos de los bloques de la base. Dicha torre presenta también, en la parte superior de su paramento oriental, una superficie rectangular, probablemente destinada a albergar una inscripción monumental, presidida por un relieve de Minerva del que, lamentablemente, sólo se ha conservado la mitad inferior.
 

TORRE DEL ARZOBISPO

Esta primera muralla disponía también de varias torres, de las que se conservan tres: Torre del Arzobispo, el Arzobispado se halla al lado interior de la muralla. Conserva la parte inferior romana, construida con grandes bloques de piedra.



ANFITEATRO DE TARRACO

Es un edificio romano construido muy cerca del mar, tras la muralla de la ciudad de Tarraco, capital de la provincia romana Hispania Citerior Tarraconensis.
Fue construido a finales del siglo II d.C., en un espacio que había sido un área funeraria.

El anfiteatro cerca de la orilla del mar fue usado como una cantera, y solo quedan de él actualmente unos pocos vestigios 


 Anfiteatro vista a la izquierda las ruinas de la iglesia de Santa María del Milagro

Durante el siglo V y como consecuencia de la política religiosa de los primeros emperadores cristianos, el anfiteatro fue perdiendo sus funciones originarias.

 


Iglesia de Santa María del Milagro  ruinas

Un siglo después se aprovecharon las piedras de éste, sobre todo los sillares de la gradería, para construir una basílica cristiana de tres naves que conmemoró el lugar del martirio de los tres santos de la Iglesia tarraconense. 



Iglesia de Santa María del Milagro  ruinas

Alrededor del templo se construyó un cementerio con tumbas excavadas en la arena y mausoleos funerarios adosados a la iglesia.

 


Vista del anfiteatro

Durante el imperio de Heliogábalo, a principios del siglo III d.C., en el anfiteatro se llevaron a cabo diversas reformas. En conmemoración de este hecho, el podium se coronó con una gran inscripción monumental, de la que se conservan numerosos fragmentos.




FORO DE TARRACO

Desde la fundación de la ciudad la parte más alta, donde estaba ubicado este conjunto, era de propiedad estatal. Su extensión total era de 7,5 ha aproximadamente distribuido en tres espacios: dos plazas rectangulares y el circo. Junto a esto se encontraban diversos espacios dedicados a la administración de la ciudad. Fue levantado en esa zona debido a su estratégica posición desde donde se podía vigilar la región durante la época del emperador Vespasiano en torno al año 73 d.C. La parte más elevada estaba dedicada al culto imperial.




Maqueta del Foro de Tarraco
 
En la maqueta, se ve la zona superior dedicada al templo (actual ubicación de la catedral), la segunda terraza había una gran plaza porticada que ubicaba el Foro Provincial de la Tarraconense

Dos vistas del Foro Provincial y el circo

 Sobre la plaza de representación del Foro Provincial se construyó el actual barrio medieval.

La plaza de representación del Foro Provincial de 375 largo por 175 de ancho. También estaba porticada, y además ajardinada y decorada con estatuas de sacerdotes y eminencias de la ciudad, de manera similar a la zona superior y contaba a su vez con otro templo imperial.

Tabernae restauradas

En el Foro se ubicaban importantes edificios públicos como los archivos del Estado (o tabularium) y las arcas donde se almacenaban el erario. En la actualidad sobre el recinto del culto se alza la Catedral de Santa María de Tarragona

VILLA-MAUSOLEO DE CENTCELLES

La Villa-mausoleo de Centcelles, está ubicada en el actual término municipal de Constantí, a 7 kilómetros de la ciudad de Tarragona, muy cerca del río Francolí. Es uno de los monumentos romanos, conservados, más importantes de España, con una cúpula recubierta de mosaicos de excepcional valor.


Centcelles ruinas de las termas

El lugar fue ocupado por una gran villa del alto imperio, si bien el primer asentamiento romano data del siglo I a. C. Entre los siglos I y II se construyó la gran villa romana de la cual solo se conserva una parte reducida de su planta



Centcelles, cúpula

Es uno de los monumentos romanos, conservados, más importantes de España, con una cúpula recubierta de mosaicos de excepcional valor.


El programa iconográfico de la cúpula se compone de 3 registros. En el registro inferior podemos distinguir una escena de cacería , una venatio (escena profana) en la cual se puede ver un grupo de cazadores, perros, sirvientes y jinetes cazando ciervos.

Ciclo de Jonás

En el registro intermedio se encuentran las escenas cristianas del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento, de este friso bíblico 12/16 compartimentos son restos musivos reconocibles, 9 de los cuales permiten una interpretación clara. Este registro es de gran valor ya que contiene teselas doradas que construyen el fondo en algunas de las escenas, lo que se traduce en un valor simbólico importante. Las escenas reconocibles son: el Buen Pastor, el Arca de Noé, la Resurrección de Lázaro, los tres jóvenes en el horno, el ciclo de Jonás, la petición de mano de Rebeca, Abraham sacrificando a su hijo, Daniel en la fosa de los leones y Adán y Eva.

 

 Detalle del mosaico de las Cuatro Estaciones.




EL ACUEDUCTO DE LOS FERRERES

En ocasiones denominado también Puente del Diablo, es una arquería romana que forma parte del acueducto que suministraba agua desde el río Francolí a la ciudad de Tarraco (Tarragona), desde una distancia de 25 km. La arquería está situada en las afueras de la ciudad de Tarragona


 Acueducto de los Ferreres




TORRE DE LOS ESCIPIONES

La Torre de los Escipiones, es una torre funeraria construida por los romanos a las afueras de Tarraco



Torre de los Escipiones


En el cuerpo intermedio hay dos relieves que representan al dios de Frigia Atis divinidad de la muerte y la resurrección



Su nombre proviene de un error en la identificación de los dos relieves del dios Atis que durante años se identificarón como los de los hermanos Escipión.



ARCO DE BARÁ



Es un arco honorífico constituido por un cuerpo central sobre un podio, decorado con falsas pilastras acanaladas que culminan en capiteles corintios.

El arco de Bará

Tiene una única abertura en arco de medio punto. La parte superior de la construcción tiene un entablamento formado por arquitrabe, friso y cornisa. decorado con falsas pilastras acanaladas que culminan en capiteles corintios. Tiene una única abertura en arco de medio punto.  Está construido con piedra calcárea, probablemente de algún yacimiento cercano.


El arco de Bará

La construcción del monumento deriva del testamento de Lucio Licinio Sura y se hizo en el reinado de Augusto, sobre el año 13 a. C. La inscripción que se conserva dice: «Ex testamento L(ucio) Licini(o) L(ucio) f(ilii) Serg(ia tribu) Surae consa[…]». Lo erigió para marcar los límites territoriales y terminar con las disputas entre las tribus de los ilérgetes y los cosetanos.

La Villa Romana de los Munts 

Está ubicada en el municipio de Altafulla, a unos 10 kilómetros de Tarragona, sobre una pequeña colina cerca de la playa.

 


La villa de los Munts recreación que muestra una zona residencial romana del siglo II en Tarraco.




La villa de los Munts zona del mitreo


La cantera romana del Médol

es una cantera de piedra calcárea excavada durante el periodo de la República Romana y del Imperio romano de más de 200 metros de largo y entre 10 y 40 metros de ancho.

Fotos: Manel R.Granell




Museo de la cantera

Sirvió para construir los edificios más importantes de Tarraco

Museo de la cantera, estatua de Adriano

Un comentario sobre “La imperial Tarraco y la necrópolis paleocristiana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s