El retrato en miniatura

Entre las antigüedades, los retratos en miniatura constituyen un apartado especial, que unen al detallismo y el pequeño formato, los valores artísticos, históricos y sentimentales de tan refinados objetos y de los personajes representados. Incluso los marcos pueden resultar interesantes complementos que enriquecen y remarcan el valor de los pequeños retratos.

Cuando comenzó el uso de estos retratos en el siglo XVI no se usaba la palabra miniatura, sino que se les llamaba iluminaciones si estaban realizados con la misma técnica que los códices, o bien “retraticos o naipes” (Retrato pequeño pintado al óleo sobre tabla, cobre), si se pintaban al óleo.
Actualmente cuando hablamos de una miniatura nos referimos a un retrato pequeño, transportable, bien de carácter íntimo o de cierta representación.
Hacia 1520 aparecen estas miniaturas de forma independiente, no inscritas en libros. A pesar de eso, su técnica sigue próxima a la iluminación, siendo la práctica de la acuarela y del gouache sobre vitela (papel liso y sin grano, de gran calidad, cuya superficie permite la reproducción detallada de los dibujos más finos), la más difundida. 

Jovencito de la familia de Rosalba Carrera 1740

Después, el empleo del marfil como soporte se debería a la pintora veneciana Rosalba Carriera (1675-1757), que comenzó su carrera artística pintando unas cajitas con graciosas figuras femeninas que más tarde hicieron su fortuna traspuestas a la miniatura sobre marfil.

Fue, por tanto, la primera que utilizó el marfil en las miniaturas, y esto le dio esa luminosidad característica de sus obras, e igualmente, fue la primera en no seguir las reglas académicas según las cuales una miniatura debía realizarse con trazos y puntos breves y bien amalgamados; en lugar de ello, Carriera utilizó el trazo veloz característico de la pintura veneciana
.

 El marfil inicialmente tenía hasta dos milímetros de espesor, pero llegaría a ser tal la especialización de los talleres, que se convertiría en un material extraordinariamente fino y translúcido,  que se comercializaba en formato cuadrado, oval o circular.
La preparación de este soporte incluía blanqueamiento por calor, y la eliminación de las asperezas naturales y de la grasa por medio de limas y de soluciones ácidas.
Por lo que se refiere a la conservación de las miniaturas, los daños más graves siempre se han debido a intervenciones inadecuadas o mala manipulación. En el envejecimiento natural de una miniatura, como en cualquier otro tipo de pieza, influyen los cambios de humedad relativa y de temperatura.


 Marfil deformado debido a variaciones ambientales, la fractura central se debe a la presión ejercida por el marco, en un intento de recuperar la forma plana

 El marfil es un material higroscópico y los cambios ambientales pueden producir en él alabeos y deformaciones. En muchos casos, las deformaciones y fracturas en las miniaturas se deben a tensiones producidas por los marcos o sistemas de sujeción que impiden el movimiento natural del marfil.

Otro problema que puede observarse es la sulfuración del pan de plata, una corrosión que cambia el color del metal y lo oscurece de forma irregular. Estas manchas se traslucen en las carnaciones y producen sombras que desfiguran los rostros.

  Retrato de caballero con casaca azul anónimo. (Museo del Prado)

 En las carnaciones, entre la protección de papel y el marfil, se colocaba una lámina de pan de plata, únicamente pegada por los bordes. Habitualmente el exterior de la plata se oxida y oscurece mientras el interior se conserva brillante. En este caso el caballero presenta una pequeña mancha en la frente debido a una oxidación de la plata en ese punto. 
  

 

 Anónimo: Dibujo para miniatura. Museo Lázaro Galdiano, Madrid.

El proceso de trabajo comenzaba con el esbozo del dibujo, para lo que se distinguen dos técnicas; La primera consiste en el trazado del diseño directamente sobre el soporte de marfil, utilizando una punta de plata, estaño o plomo
La segunda implica el trazado previo del dibujo en soporte papel, para familiarizarse con los rasgos del modelo y con su expresión.

 Por lo general, estas miniaturas medían desde 15-20 mm, llegando a los 200 mm de altura. La técnica pictórica era muy concreta y exquisita, el llamado punteado. Éste consistía en aplicar los pigmentos mediante la superposición de puntos de color en las zonas de la carne


punteado 
El punteado
Hay miniaturas en las que sólo se usaba una técnica, pero lo más habitual es encontrarlas en una misma pieza. En general, para rostros y carnaciones se solía emplear puntillismo y tramado, y para el pelo pinceladas largas y finas.
observar en este retrato de niña del Museo del Prado, realizado mediante puntillismo, y entre el punteado se puede apreciar también el dibujo previo realizado a lápiz.


punteado 2
 Detalle del punteado

veladuras
Y realizar el resto de la obra a base de transparencias y veladuras. Por lo general este tipo de técnica se aplicaba a pequeñas obras, que con frecuencia pasan desapercibidas ante nuestros ojos

anonimo femenino

Anónimo Retrato femenino. Acuarela, pigmento aglutinado con goma arábiga, 1776- 1780
 
Este magnífico retrato de la antigua colección Viladomiu, fue subastado en Londres por Christie’s el 17 de noviembre de 2009 . Actualmente esta en paradero desconocido.

La miniatura, por su tamaño, mucho más que el retrato cortesano, permitía su contemplación desde una distancia mínima, y daba lugar a una intimidad de la que carecía el gran formato, reforzando las relaciones personales y afectivas.


mujer goya
 
 
Hay pequeños retratos, como este óleo sobre cobre de Francisco de Goya y no siempre la miniatura hace referencia al tamaño de la obra sino a una específica “técnica pictórica” basada en la aplicación de los pigmentos mediante la superposición de puntos de color con el pincel.
 
 

 

LOS SIGLOS XVI Y XVII

sofonisba

 

Sofonisba Anguissola. Autorretrato, sobre 1556. Museum of Fine Arts, Boston

En los retratos dinásticos, destacarían especialmente en el ámbito de los matrimonios de Estado. Al iniciar negociaciones matrimoniales, era usual enviar retratos que servían como primer contacto visual entre los futuros esposos. Con este fin fue enviado secretamente un “retrato pequeño” de Felipe II de la mano de Tiziano a María Tudor, en 1553.

sofonisba eboli

 
Ana de Mendoza, princesa de Éboli de Sofonisba Anguissola: c.1560 colección Infantado
 Sofonisba Anguissola, en la confección de algunas miniaturas, no eran firmadas, como el resto de su obra en España, algo que dio lugar a la confusión y olvido

sofonisba dama toca

 


 Dama con toca, de Sofonisba Anguissola, c. 1591 colección Muñoz

La razón de ser de este formato, reside, en su facilidad de transporte y distribución, compuesto de materiales y colores diferentes y siempre, por su reducido tamaño, de una ejecución muy concentrada, muy detallista, para poder lograr el mismo efecto de parecido y de calidad artística que un retrato grande.



sofonisba 4 
 

 Sofonisba Anguissola, Grupo de cuatro miniaturas (Museo del Louvre, París)

Eran muy frecuentes, los retratos agrupados, formando conjuntos de dos, tres, cinco, ocho y hasta doce pequeñas miniaturas, que no excedían los 3 cm de altura, insertadas en placas de madera de caoba y complementos de bronce o en plaquetas de ébano incrustadas de marcasitas formando arabescos suspendidas de las paredes mediante una anilla de bronce dorado


sofonisba isabel clara E.
 

Sofonisba Anguissola, Isabel Clara Eugenia c 1599. Hija preferida de Felipe II.

Entre las diferentes cortes europeas, cuyos lazos familiares eran muy estrechos, era común tanto el envío de retratos de gran formato como retratos en miniatura. Catalina de Médici enviaba constantemente miniaturas a su familia en Florencia, como demuestra la colección de miniaturas francesas existente en la ciudad, entre las que se encuentran las de sus nietas las infantas Isabel Clara Eugenia y Catalina Micaela.
pantoja cruz ByN

 A la izquierda retrato de dama con lechuguilla, pintado al óleo sobre naipe, pintado hacia 1585 y a la derecha el de dama con topete alto, hacia 1590). Ambos retratos atribuidos a Juan Pantoja de la Cruz pertenecieron a la colección duque del Infantado.

juan austria 
 
Retrato de don Juan de Austria de Sánchez Coello, Museo Lázaro Galdiano, Madrid
 
 
agreda 
 
Sor María de Jesús de Ágreda S.XVII
 
 
infanta muerta
 
Oleo de la Infanta María hija de Felipe IV en su lecho mortuorio, que se guarda en el Monasterio de las Descalzas Reales de Madrid

En las cortes europeas, cuando algún miembro de la familia fallecía, se les hacía retratar muertos, con hábito religioso y una cruz, tal y como serían enterrados, para dar noticia del hecho y guardar su memoria. No se ha conservado ninguna miniatura con este tema pero tanto las descripciones de los inventarios como los retratos de grandes dimensiones con este mismo contenido dan idea de cómo fue este tipo de miniaturas
 
 
EL SIGLO XVIII
 
 
 
gabriela
 
 Retrato de Gabriela de SaboyaAtribuido a Miguel Jacinto Meléndez. Hacia 1720. Museo de Cadiz.
 
(Turín, 13 de septiembre de 1688-Madrid, 14 de febrero de 1714), primera esposa de Felipe V, fue, como tal, reina consorte de España de 1701 a 1714 y, en ocasiones, regente.
Muchas veces se hacía el marco, ya fuese en broche o medallón, diseñado y ejecutado para tal fin por hábiles joyeros, añadiendo en algunos casos el guardapelo en el reverso
 
 
mengs carlos
 
Grupo Mengs:  Retrato de Carlos III. Hacia 1785
Con fondo arquitectónico Acuarela y guache sobre vitela.  Colección privada

Si el género más conocido fue el retrato, igualmente se pintaron temas mitológicos, alegóricos, paisajes o temas históricos. En España es con la llegada de Felipe V (1700), cuando estas miniaturas alcanzaron su apogeo, considerándose un elemento de lujo y ostentación en el ámbito privado, pero a su vez utilizándose como regalo de intercambio con el resto de las cortes europeas.aunque se perfecciona con la subida al trono de Carlos III y la consiguiente llegada de miniaturistas italianos
 
 
 
carlos IV y M.Luisa

Carlos IV y Maria Luisa de Parma Placa de porcelana del Buen Retiro. Fechada en 1799 Palacio de Velada (Toledo)

El pequeño formato resultaba sumamente útil en el caso de que hubiera que enviarlas a otros países, y además, abarataba mucho su coste. Pero también las miniaturas, sobre todo en los siglos XVI y XVII, cumplían una función de carácter público con un importante papel político, como imagen sustitutiva del rey.

M.Luisa María Luisa de Parma esposa de Carlos IV. Acuarela y guache sobre marfil Colección privada

También jugaron un importante papel como regalos entre estados. Un intercambio de regalos se consideraba la pública confirmación de un acuerdo de amistad entre diferentes países.

mengs godoy
 

Grupo Mengs:  Retratos de Don Manuel de Godoy  Hacia 1785  Acuarela y guache sobre marfil.

Colección privada del valido de Carlos IV.
Otro uso público destacado de estos retraticos fue el de regalo de Estado a embajadores, cortesanos y visitantes de alto rango.


mengs a.pascual

Grupo Mengs:  Retrato del infante Antonio Pascual de Borbón.  Hacia 1785 Acuarela y guache sobre marfil. Colección privada


 
EL SIGLO XIX
 
carlon M.isidro

Infante D. Carlos María Isidro, hermano de Fernando VII por Luis de la Cruz y Ríos



 
isabel braganza 
 
Isabel de Braganza esposa de Fernando VII


 
francisca asis  

  Francisca de Asís de Borbón por Luis  Maria de la Cruz Antigua colección de D. Mariano de Maturana. Hoy en día es propiedad The Metropolitan Museum of Art de Nueva York

amalia borbon

 Retrato de María Amalia de Borbón-Dos Sicilias. Floriano Pietrocola Anelli (1809-1864).Museo Arqueológico Nacional. Madrid. Procedencia colección Villares Amor

luisa parma espejo
  La reina Maria Luisa de Parma 

A la izquierda miniatura de la reina María Luisa con su hijo el infante Francisco de Paula por José Bouton (1768-1823) de 1805
A la derecha el marco de bronce que sobrevivió convertido en espejo. Actualmente se conserva en la Fundación Lázaro Galdiano de Madrid Esta obra, una de las mejores miniaturas realizadas en España durante el primer cuarto del siglo XIX, desapareció misteriosamente después de ser expuesta al público en 1916.


isabel niña


 La reina niña Isabel II. 1836. de Luís de la Cruz y Rios.

Colección Julio Muñoz. Subastada por Christie’s en 2012, hoy en paradero desconocido.


isabel moza
 

Isabel II, reina de España

(Madrid, 10 de octubre de 1830-París, 9 de abril de 1904), fue reina de España entre 1833 y 1868, gracias a la derogación del Reglamento de sucesión de 1713 (comúnmente denominado «Ley Sálica» aunque, técnicamente, no lo fuera por medio de la Pragmática Sanción de 1830.



EUROPA

luis XVI
Luis XVI 

(Versalles, 23 de agosto de 1754-París, 21 de enero de 1793) fue rey de Francia y de Navarra entre 1774 y 1789

m. antonieta y carolina

 
 
Las archiduquesas Carolina y Maria Antonieta. de Antonio Pencini. Hacia 1764 Viena. Zeichnungen abteilung
 

antoniette
 María Antonieta de Habsburgo, reina de Francia y esposa de Louis XVI
 
Ambos decapitados, durante la Revolución Francesa.


cabarrús
 
Teresa Cabarrús “Madame Tallien”

(Carabanchel Alto, Madrid, 31 de julio de 1773 – Chimay, Región Valona, 15 de enero de 1835)
Fue una dama española que fue amante y después esposa de Jean-Lambert Tallien y fue conocida como Nuestra Señora de Termidor, en francés, Notre-Dame de Thermidor por precipitar la caida de Robespierre.
Formó parte del grupo llamado de las maravillosas (merveilleuses) junto con otras mujeres importantes de la época como Josefina o Juliette Récamier.


voltaire
 
 
François Marie Arouet, ”Voltaire” Anónimo grisalla

(París, 21 de noviembre de 1694 – ibídem, 30 de mayo de 1778), más conocido como Voltaire, fue un escritor, historiador, filósofo y abogado francés que figura como uno de los principales representantes de la Ilustración


 
 napoleon
 

Napoleón I, emperador de los franceses

La técnica con la que fueron realizadas es propia de los primeros años del siglo XX. Ante la demanda que alcanzó la miniatura tras las exposiciones de Londres, Viena, París, Múnich, Ámsterdam, Bruselas y Estocolmo, se realizaron numerosos retratos que reproducían efigies de personajes ilustres del pasado.
 

murat
 
 Joachim Napoléon Murat (Labastide-Fortunière, 25 de marzo de 1767 – Pizzo, 13 de octubre de 1815)
 
Fue un noble y militar francés al servicio de su cuñado Napoleón, gran duque de Berg, mariscal de Francia y rey de Nápoles entre 1808 y 1815. 

 

Fco. jose 
 
Francisco José I, Emperador de Austria 
 
 
 

 LA NOBLEZA

josefa joaquina


Agustín Esteve María Josefa Joaquina de Contreras y Vargas Museo Cerralbo Madrid


Esta miniatura tiene en su trasera de papel adherida una lámina de cobre plateada, y se ha intensificado el fondo oscuro pintando por detrás el marfil de negro. Otras veces se utilizaba lo que se llamaba “tiza roja”, un cartón rojo que proporcionaba calidez tonal, dando un tono vivo y saludable a las carnaciones.


abrantes
 
Duquesa de Abrantes

A parte de las colecciones de las casas reales e imperiales europeas, y otras pertenecientes a las antiguas familias de la nobleza que han permanecido intactas en sus residencias y palacios de origen, la mayoría de las colecciones importantes tienen este origen.

 liria goya

Sala de Goya. Palacio de Liria. Madrid

En esta sala presisidida por el retrato de la duquesa Cayetana de Alba pintado por Goya, se disponen virtrinas debajo de grandes cuadros del siglo XVIII, alojando parte de la colección de retratos en miniatura de la Casa Ducal de Alba Pocas casas de la aristocracia española conservan la riqueza artística e iconográfica que tiene la colección de retratos en miniatura de la casa de Alba


duquesa alba María del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo, XIII duquesa de Alba

tomasa palafox

María Tomasa de Palafox y Portocarrero, marquesa de Villafranca, duquesa de Medina Sidonia



maestranza
Retrato de un caballero con uniforme de la Real Maestranza de Caballería de Ronda

retrato-evento

La aparición de la fotografía supondría la condena progresiva de aquel arte. Aunque quedaron algunos artistas especializados hasta el periodo Art Nouveau, los daguerrotipos y la fotografía en general fueron los sustitutos más económicos 

 
COLECCIONES EN ESPAÑA

pradoespaña

Museo del Prado.


En España el mayor conjunto de estas miniaturas está representado en obras que se exponen en el Museo Nacional del Prado y en el Museo Lázaro Galdiano. Mientras que del siglo XVIII sólo se conserva alguna pieza de Genaro Boltri o de Guillermo Ducker, en el caso del siglo XIX hay amplia representación, con piezas de Antonio Tomasich y Haro, Juan Pérez de Villamayor, Florentino Decreaene y Cecilio Corro entre otros



pradoespaña2 
Museo del Prado

La amplia difusión del retrato en miniatura en la Europa y la América de las clases medias burguesas durante el siglo XIX, se desarrolla una industria manufacturera para la producción de todo tipo de estuches, medallones, broches y marcos en metal o madera estandarizados, donde el miniaturista de común acuerdo con sus clientes acordaban el tipo de marco protector que llevaría la pintura, según el uso a que se destinaba.

francisco I


 Heinrich Friedrich Füger (1751-1818). Retrato de Francisco I, emperador de Austria. Hacia 1790. 28×19 mm. Procedencia Col. Arturo Perera, adqurida por el Museo del Prado en 1980.


MNAD

Colección del Museo de Artes Decorativas de Madrid 

lazaro

Lazaro Galdiano  Galería de miniaturas.  foto: el estudio del pintor

Siendo en los países del norte de Europa, especialmente Inglaterra, donde se consolidan las primeras colecciones de retratos, debido a la costumbre de liquidar las herencias por subastas, favoreciendo la dispersión de las miniaturas y otros objetos de arte entre personas extrañas a la familia. Los aficionados al pequeño retrato, así como comerciantes de arte, tenían la oportunidad de concurrir a estas subastas y adquirir estos preciosos objetos. 

lazaro 2

Lazaro Galdiano . Tiene su casa-museo en Madrid.

Gran coleccionista no solo de miniaturas, a veces, incluso, tenían que competir con los propios familiares del causante que no querían desprenderse de aquel patrimonio que ellos estimaban y habían conocido de manera tan estrecha. 

lazaro esposa

 Retrato de Paula Florido y Toledo (1856-1932), esposa de D. José Lázaro Galdiano, miniatura de Hortense Richard.

 Acuarela y guache sobre marfil.  Fundación Lázaro Galdiano. Madrid. A ella se debe en gran parte la esplendida colección de miniaturas  reunidas por Lázaro y su esposa,  una de las más importantes de España y de las más destacadas de Europa. De entre las numerosas miniaturas, destaca las del artista Giulio Clovio.

mares

 
Federico Marés (1894-1991). 

Escultor y coleccionista. Participó como expositor en el Palacio de la Virreina de Barcelona, en la exposición celebrada durante los meses de mayo-Junio de 1956. Fué fundador del museo que lleva su nombre en el barrio gótico de Barcelona, donde se exponen numerosas miniaturas.
 
OTRAS COLECCIONES:
 
Una vitrina con retratos en miniatura en el Museo Nacional de Varsovia.
 
Una vitrina con retratos en miniatura en el Museo Nacional de Varsovia.
 
Colección de miniaturas de María de Portugal, 1565. Galleria Nazionale di Parma.
 
Colección de miniaturas de María de Portugal, 1565. Galleria Nazionale di Parma.
 
 

LAS RÉPLICAS
 
replicas 1

Diversas miniaturas sobre marfil y esmalte de Beatrice Cenci que surgen del modelo creado por Guido Reni. La imagen de la heroína romántica fue trasladada a la miniatura en numerosas ocasiones.

Beatrice fué una joven italiana, acusada de matar a un padre abusador y brutal : junto con sus hermanos y su madre adoptiva le golpearon  con un martillo hasta matarlo, y arrojaron el cuerpo desde un balcón para que todo pareciera un accidente. Nadie los creyó y fueron sentenciados a muerte en tiempos de Clemente VIII en 1599, por lo que los romanos, la consideraron una heroína de la resistencia a la aristocracia

van dyck

Antón Van Dyck:  María Isabel de Braganza(1599-1641) Museo del Prado

 

van dyck.replica

Réplica del anterior oleo: María Isabel de Braganza Hacia 1816. Acuarela y guache sobre marfil.

Infanta de Portugal, y después reina de España, segunda mujer de Fernando VII (1797-1818). 

MICA

Anónimo: Juego de mica de Carlos I de Inglaterra, (1650-1700). Castillo de Carisbrooke, Inglaterra.

Un último uso de la miniatura es el que se puso de moda a partir de 1650, consistente en superponer a las miniaturas diferentes piezas pintadas en colores opacos sobre mica, que conformaban una galería de disfraces para la miniatura original. Cada una de estas piezas estaba concebida para ser colocada sobre la miniatura con la intención de que la superficie sin pintar de la mica, transparente, permitiera visualizar la cara del retratado o retratada, mientras la superficie pintada se superponía tapando parte de la miniatura y dando lugar a un nuevo atuendo.

FUENTES:
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s