La Santa Faz de Jesucristo

La Santa Faz, Santo Rostro o Volto Santo son denominaciones que distintas tradiciones piadosas dan a varias reliquias cristianas identificadas con el paño de la Verónica o con el Mandylion de Edesa (frente a la que surgió como “rival romano”) u otras imágenes denominadas acheiropoietos (“hechas sin manos humanas”) o vera icon (“verdaderas imágenes”). Las tradiciones en que se basan están confusamente mezcladas, así como sus desplazamientos y lugares donde se custodiaron, de modo que no es posible establecer la veracidad de las que en la actualidad pretenden ser las originales
Aquiropoietas o acheiropoietos son denominaciones que se dan a ciertas reliquias del cristianismo que, según distintas tradiciones piadosas o leyendas, se consideran verdaderas imágenes de Cristo porque habrían sido ejecutadas milagrosamente, no siendo, por tanto, obras de arte realizadas por la mano del hombre.

El Velo de Santa Verónica, óleo de El Greco (Doménikos Theotokopoulos) (1541)
Por contra, esta sería una imagen “quiropoietas” es decir, realizada por el hombre.
De todas las reliquias existentes, ésta es la que ha dejado la mayor huella en el arte, porque probablemente sea la más representada, me refiero al velo con el Santo Rostro, con o sin Verónica, de Jesucristo

SANTA FAZ

Es el lienzo con el que una piadosa mujer enjugó el rostro del Señor de la sangre, sudor y salivazos recibidos, durante su ascenso al Calvario para ser crucificado. Sobre este velo se habría impreso por contacto directo el Santo Rostro de Cristo, tratándose, pues, de una “impregnación” y no de una “proyección” como en el caso del Santo Sudario

SÁBANA SANTA O SÍNDONE DE TURÍN
Entre las más destacadas están las vinculadas a la Pasión de Cristo: la Síndone o Sábana Santa de Turín y el Santo Sudario de Oviedo (que reflejarían, la primera el cuerpo entero de Jesús y la segunda la cabeza, al suponerse que son los dos lienzos que lo habrían envuelto durante el Entierro de Cristo); y el paño de la Verónica (o Verónica a secas -Vera icona-, que habría conservado la cara ensangrentada de Jesús que una enigmática mujer enjugó durante el Viacrucis).

Detalle de la Sindone de Turín que representa la faz de Cristo.

SANTO SUDARIO DE OVIEDO
(conocido también por pañolón de Oviedo) es una reliquia de la Iglesia Católica que se encuentra depositada en la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo, España. Se trata un pañuelo de lino manchado de sangre y alguna quemadura de velas, de forma rectangular con una medida de 83×53 centímetros.

La Cruz de los Ángeles en primer término, detrás se puede ver el Santo Sudario, el cuál está metido en un relicario de cristal.

MANDYLION
Mandylion, Lienzo de Edesa o Imagen de Edesa son distintos nombres que se dan a una reliquia cristiana consistente en una pieza de tela cuadrada o rectangular en que se habría impreso milagrosamente el rostro de Jesús, siendo por tanto el primer icono (imagen) del cristianismo. Otro nombre con el cual se conocía la imagen de Edesa era Tetradiplon que significa en griego doblado cuatro veces, lo que es interpretado como una identificación entre esta reliquia y la Sábana Santa, a lo que también lleva la etimología siríaca propuesta para mandylion
Algunas teorías sostienen que el Mandylion y la Sábana Santa son la misma cosa, ya que al Mandylion (del árabe, tela) también se le llemaba tetradiplon (es decir, doblado en cuatro), y la Sábana Santa estaba doblada en cuatro cuendo fue hallada

Habitantes de Edesa entrega del Mandylion a los bizantinos en 944. Ilustración del folio 131a del Madrid Skylitzes.

EL LIENZO DE EDESA

Lienzo del rey de Edesa, Abgaro. Santa face, impresión de la cara cuando estaba vivo.
Además del velo de la Verónica, existen y han existido también otras imágenes del Sacro Rostro ‘aquerópitas’, es decir, no pintadas por mano humana, siendo la más famosa de ellas el Mandylion de Edesa o del rey Agbar cuyo original desapareció, pero se conservan algunas copias.
Segun la leyenda, el rey Abgaro V de Edesa escribió a Jesús, pidiéndole que viniera a curarle de una enfermedad. Jesús responde por carta, diciendo que cuando complete su misión terrenal y ascienda a los cielos, enviará a un discípulo para sanar a Abgar
la leyenda insiste en que la respuesta fue enviar directamente al apóstol Tadeo a Edesa portando una tela que llevaba impresa los rasgos faciales de Jesús, por cuya virtud el rey sanó
Como Jesús estaba aún vivo por entonces, esta imagen no sería la misma que la de otras reliquias similares, las vera icon (“verdaderas imágenes”): el Paño de la Verónica o la Sábana Santa de Turín.

Esta imagen del siglo X del monasterio de Santa Catalina en el Sinaí muestra a Abgaro de Edesa exhibiendo la Imagen de Edesa.

El Mandylion desapareció durante la conquista sasánida de Edesa en 609. Una leyenda árabe, recogida por el historiador Andrew Palmer en su visita a Urfa (Edesa), cuenta que la toalla (mendil) de Jesús fue arrojada a un pozo en lo que hoy es la Gran Mezquita de la ciudad. La tradición cristiana, en cambio, recoge que en 944 fue intercambiado por un grupo de prisioneros musulmanes. Por esa época, la Imagen de Edesa se llevó a Constantinopla, donde fue recibida con gran pompa por el emperador Romano I, que la depositó en la capilla del Gran Palacio de Constantinopla. Allí permaneció hasta que los Cruzados saquearon la ciudad en 1204, llevándose gran parte de sus tesoros a Europa Occidental.

Su destino posterior es discutido: para unos la reliquia permaneció en la Sainte Chapelle de París hasta que desapareció durante la Revolución francesa; para otros Leonardo Montaldo, capitán genovés, la legó en 1388 a la iglesia de San Bartolomé de los Armenios de su ciudad, donde se encontraría actualmente con el nombre de Santa Faz

Por último, otros la identifican con un icono bizantino que se localiza en Italia desde mediados del siglo XIII y que desde finales del siglo XVI se conoce como “rostro de Edesa”, conservándose actualmente en la capilla papal de la sala de la condesa Matilde del palacio Vaticano.

Recreación de la Basílica Constantiniana  de San Pedro

En Roma, concretamente, a principios del siglo VIII el papa Juan VII mandó erigir una capilla en San Pedro dedicada a la Verónica para custodiar esta importante imagen. No se sabe exactamente cómo llegó ni de qué imagen se trata, probablemente del Velo de Camulia, pero a partir de ese momento el Vaticano asegura de que se trata del verdadero Velo de la Verónica y se conserva, junto con las más importantes reliquias, en la basílica de San Pedro, en uno de los cuatro pilares que sostienen la cúpula, desde cuyo balcón se expone el quinto domingo de Cuaresma.

Escultura es de Federico Mochi, y está como ya he dicho en San Pedro del Vaticano.

Según se piensa, la auténtica reliquia con la faz de Cristo en su pasión, se conserva en el pilar NO que sustenta la cúpula de la Basílica de San Pedro del Vaticano ,en este pilar hay una gran hornacina con una estatua de Santa Verónica de gran tamaño, y sobre ella vuela un balconcillo que antecede a una pequeña cámara-capilla donde se custodia el Velo
Algunos autores consideran que durante el Saco de Roma de 1527 el velo fue destruido: Messer Unbano escribió a la Duquesa de Urbino que el lienzo fue robado y pasó por las tabernas de Roma. Sin embargo, otros autores testifican su presencia continuada en el Vaticano y un testigo del saqueo asegura que el lienzo no fue encontrado por los asaltantes.

LA SANTA FAZ O VOLTO SANTO DE MANOPPELLO
Es un fragmento de tela donde se ve una cara y que se ha relacionado con la Santa Faz,
Del Volto Santo de Manoppello, una doble imagen visible desde las ambas caras de un raro tejido transparente (podría ser biso -“seda marina”-) que se conserva en Manoppello desde el siglo XVI o el XVII, se ha propuesto su identificación tanto con el Mandylion como con el velo de la Verónica (quizá con la Santa Faz de Roma, que desapareció al menos dos veces -en 1527 y quizá en 1608-, y su recuperación siempre fue puesta en duda) y su asociación con la Sábana Santa y el sudario de Oviedo (con cuyos rasgos escenciales puede superponerse).

Superposición del negativo fotográfico de la Sábana Santa de Turín con la imagen del Volto Santo de Manoppello

Detalle de la faz de Manoppello
Según la tradición local, un peregrino anónimo llegó en 1508 con el paño dentro de un paquete envuelto y se lo entregó al doctor Giacomo Antonio Leonelli,
Pfeiffer fue el primero en afirmar que la imagen corresponde al velo utilizado por santa Verónica, lo que querría decir que fue robado del Vaticano durante la reconstrucción que tuvo lugar en 1506, antes del saqueo de Roma. De esta historia no hay ninguna prueba documentada a pesar de unos fragmentos de vidrio incrustados en la tela, que se podrían relacionar con el recipiente donde se guardaba el fragmento de ropa en el Vaticano, que se habría roto en el momento del robo

Santo Volto de Lucca (Italia)
No debe confundirse con dos imágenes escultóricas del Crucificado que la tradición atribuye a Nicodemo: el Volto Santo de Lucca y el Volto Santo de Sansepolcro
La Santa Faz de Lucca es un crucifijo de madera colocado en una capilla construida por Matteo Civitali en 1484, en la nave izquierda de la catedral de San Martín en Lucca. Según una leyenda medieval fue esculpido por aquel Nicodemo que, junto a José de Arimatea, depositó a Cristo en el sepulcro y que sería una imágen quiropoietas, hechas por el hombre: pintor, escultor.

OTRAS RELIQUIAS
El hecho de que haya al menos cuatro lugares que afirman custodiar esta reliquia (denominada también “Santa Faz” o “Santo Rostro”-Volto Santo en italiano, Sainte Face en francés-) ha provocado la interpretación de que el paño estaba doblado cuando Verónica lo pasó por el rostro de Cristo, y sus dobleces habrían permitido dividirlo en varias piezas, todas con la impresión del rostro. Además de la de San Pedro de Roma, dos estarían en España:

La SANTA FAZ DE ALICANTE
Es una reliquia católica de la Santa Faz que se venera en el monasterio de la Santa Faz de la ciudad de Alicante
El lienzo original era un paño de lino con manchas de sangre representando una cara. Años más tarde, se remarcaron esas manchas con pintura roja. La tremenda devoción que despertó la Santa Faz provocó que, poco a poco, el lienzo se viera reducido en tamaño debido a los trozos que familias de gran poderío cortaban por lo que fue colocado un relicario con la imagen de una Santa Faz delante y una imagen de la Virgen María detrás. Es una de las tres faces reconocidas por la Santa Sede.

SANTO ROSTRO DE JAÉN (catedral de Jaén).
Los primeros datos ciertos de la presencia del Santo Rostro en Jaén se remontan al s. XIV.  
D. Nicolás de Biedma: Este prelado ocupó la sede de Jaén en dos períodos: 1368-1378 y 1381-1383. Podría haber sido D. Nicolás quien trajese a Jaén la Verónica, como es llamada la reliquia en los documentos de la época. D. Nicolás hace testamento y declara heredera universal de sus bienes a la fábrica de la catedral, que él había empezado a construir para sustituir a la mezquita convertida en primer templo.

Pero de hecho hay más:

En Besançon se conserva un velo aparecido en 1523, que tiene algunos rasgos del rostro de Cristo, y otras reliquias semejantesy que podría tratarse de na copia de la de Turín- En la imagen del un bordado del siglo XVIII, donde aparece reflejada.

En Compiègne
La Sábana Santa de la abadía de San Cornelio, en Compiégne, donada por el rey Carlos el Calvo en 877, también pretendía ser la misma que poseyó Carlomagno en Aquisgrán. Era un lienzo de tela blanca muy fina, algodón o lino, de dos metros y medio de largo por uno y pico de ancho. Que desapareció víctima de la Revolución Francesa.
Por cierto, que tambien desaparecieron 16 carmelitas guillotinadas de un convento de esa ciudad y que dió lugar al relato de Bernanos y posterior película “Dialogo de carmelitas”episodio al que corresponde la imagen.

IMAGEN CAMULIANA

Pantocrátor de Santa Catalina del Sinaí.

La imagen de Cristo que apareció milagrosamente en Camuliana se menciona a comienzos del siglo VI por Zacarías el Rétor, en una crónica que sobrevive parcialmente en una versión siríaca. Probablemente se trata de la primera referencia a una imagen que se imprime milagrosamente en una tela
Se ha propuesto que el canon de representación de imágenes de Cristo de la época bizantina partirían de la Camouliana, y que podría haber sido el modelo del icono del Cristo Pantocrátor del monasterio de Santa Catalina del Monte Sinaí, datado en el siglo VI.

SANTA FAZ DE LAÓN
En la catedral de Laon  finales del siglo XII: icono ruso, a partir de supuestos retratos, la imagen de cristo es inventada, creada y se propaga con pelo largo y barba.

URÓNICA
Retrato pintado de San Lucas.
Una imagen con fama de milagrosa, la  llamada Uronica, se conserva en la capilla del Sancta Sanctorum de la iglesia de la Escalera Santa junto a San Juan de Letrán. Se decía que había sido pintada por San Lucas con ayuda de los ángeles

ICONOS ORTODOXOS

Se hicieron durante varios siglos muchísimas versiones de la imagen, de las que os pongo unos cuantos ejemplos:

Escuela de Rostov, finales del siglo XIII o comienzos del XIV.

Escuela de Yaroslavl, primera mitad del siglo XIII

Santo Rostro “hecho sin manos humanas” del santuario de Járkov, siglo XVIII.

Maestro del icono del Cristo Pantocrátor de Wujsko, finales del XV o comienzos del XVI. Proviene de la parte superior de la “puerta del zar” de un iconostasio.

Anónimo silesio o bohemio, ca. 1400.

El velo de la Verónica en el tesoro del Hofburg de Viena

Volto Santo de Génova.

Vera icon que, según la tradición, dio el Papa en Roma a Sofía Paleóloga con motivo de su enlace con el gran príncipe Iván III de Rusia (1469), y se emplazó en la catedral Verkhospassky del Kremlin de Moscú

Vera icon de Constanza de Austria. Le fue donado en 1617 por el papa Paulo V, como copia de la reliquia vaticana.

vera icon de la Catedral de la Trinidad (Sarátov)

Anónimo de Rusia central, finales del siglo XIX

Christos Acheiropoietos de la escuela de Nóvgorod, ca. 1100. También está pintado por la parte posterior

Santa Faz, Joan Gascó, Museo episcopal de Vic. No debería de llevar corona de espinas, ni sangre, si se parte de la leyenda del rey Abgaro, es más de la Verónica (pasión), pero una cosa es la teoría y otra lo que hacen los artistas.

LAS VERÓNICAS

Sudario de Santa Verónica: Santa face, impresión de la cara cuando estaba vivo.

Es probable que todos sepan que Verónica es la mujer que con su velo secó el rostro ensangrentado de Jesús mientras subía al Gólgota para ser crucificado. Y el rostro de Jesús quedó impreso sobre el velo. Aquí se incluye la corona de espinas. Se representa en los misterios de la pasión.
Verónica: la vero icono, es una leyenda que aparece hacía 1300 y está creada para difundir esa imagen como autentica de Cristo.
No nos lo cuentan los Evangelios, sino la tradición. A pesar de ello esta tradición entró con tanta fuerza como para constituir una estación en el Via Crucis.
El nombre Verónica podría derivar de la unión de las palabras, latina y griega, vera eicon, es decir verdadera imagen, o ser una distorsión de Bernike o Berenice, a la que hacen referencia los Apócrifos, identificando a esta mujer con la hemorroísa que fue milagrosamente curada por Jesús, y que vivía en Cesarea de Filipo, en Palestina.
La historia del velo de la Verónica, una de las más importantes reliquias de la pasión, como también la más misteriosa, es muy compleja y llena de contradicciones. Algunas teorías sostienen que el velo de la Verónica deba identificarse con el Velo de Camulia, ciudad cercana a Edesa, donde habría sido hallado por una mujer en un pozo.

REPRESENTACIONES

Fernando Gallego S.XV

Maestro de Santa Úrsula final siglo XV (1480-1500) – Verónica con el sudario – Bruges, Bélgica. Colección privada

Santa Verónica Robert Campin (1375-1444), Städelsches Kunstinstitut, Frankfurt

Verónica de Memling, 1479,Älte Pinakothek de Munich.

Verónica del Maestro de Santa Verónica  Pinacoteca de Munich

El Greco (1541-1614) – Verónica – Museo de Santa Cruz – Toledo

Santa Saz del Greco

Verónica del Greco

Santa Faz de la que no he conseguido sus datos

La Verónica Bernardo Strozzi (1581-1644)  – Museo del Prado –  Madrid

Santa Faz de Alberto Durero

Alberto Durero grabado 1513

Santa Faz  Molfetta (Apulia, Italia), 1703 – Nápoles, 1766
El paño con el rostro de Cristo es sostenido por dos ángles niños. A ambos lados se muestran la Cruz y los instrumentos de la Pasión.

Santa Veronica Mattia Preti

St. Veronica de Jacques Blanchard

Santa Faz Jacopo Amigoni -1750 Museo dl Prado

Rogier Van der Weyden (1400-1464) – Tríptico de la Crucifixión lateral derecho– Kunsthistorisches Museum, Viena

Santa Faz del taller de Murillo

Este óleo que Zurbarán pinta en 1658 procede de la ermita de la Virgen del Carmen de la localidad vallisoletana de Torrecilla de la Orden, y actualmente se expone en el Museo de Escultura de Valladolid.

Zurbarán, ca. 1631. Hay más de una docena de versiones de su taller, dos firmadas y otras dos atribuidas con certeza a su mano


Jacopo Pontormo  (1494-1557) – Santa Maria Novella –  Florencia

Gabriel von Max Veraikon 1915

Veronica de James Christensen 1942-2017

HERMANDAD DEL VALLE DE SEVILLA

El velo de la Verónica,es de uno de los estrenos que se repite cada año, a pesar de que siempre es diferente. Desde el año 1979, la Hermandad de El Valle encarga a un pintor de prestigio la ejecución de un paño, que portará el Jueves Santo la Santa Mujer Verónica en el paso de Nuestro Padre Jesús con la Cruz al Hombro. Poco a poco, la cofradía ha ido conformando una auténtica colección de obras de arte, que pocas veces se ha podido observar en su integridad. Aquí se pueden contemplar todos los paños que se han pintado desde entonces, ordenados empezando por el más antiguo.

http://www.artesacro.org/Noticia.asp?idreg=94049

Algunos de ellas elegidas al azar:

1979 Miguel Angel de Pino Sardá

1981 Magdalena Lerroux Comendador

1991 Juan Antonio Rodríguez

1997 María José de Solis-Beamont

OTROS FRAGMENTOS DE SABANA SANTA

Existen también muchos fragmentos de sábanas santas

En Francia: Carcasona, Clermont, Corbeil-Essonnes, Reims, Troyes y Véze lise.
En Roma, que tiene cinco (en Santa María la Mayor, en Santa María in Trastevere, en San Marcos, en San Francisco a Ripa y en San Juan de Letrán)
En Portugal: Alcobaça, en Ariz, en Belver, en Vidigueira y en el convento lisboeta de Carmo.
En España: en la capilla Real de Granada, en el monasterio de San Prudencio en Clavijo (Logroño), en la iglesia mayor de Tortosa (Tarragona) y en Gandía (Valencia).

fuentes:

http://inmaporter.blogspot.com.es/2013/04/iconografia-de-cristo-voy-dejar-de-lado.html

La Verónica en el arte

https://es.wikipedia.org/wiki/Vera_icon

https://es.wikipedia.org/wiki/Mandylion

https://es.wikipedia.org/wiki/Santa_Faz

http://laveronica.es.tl/El-Velo-de-la-Ver%F3nica.htm

http://www.artesacro.org/Noticia.asp?idreg=94049

Anuncios

2 comentarios sobre “La Santa Faz de Jesucristo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s